Ingeniería de Fachadas

Redacción: Mauricio Valadez

Noviembre de 2017


Las fachadas o pieles arquitectónicas, son el elemento que forma el envolvente exterior de un edificio, es la imagen del proyecto que refleja la intención creativa de sus diseñadores y un momento en el tiempo para la obra arquitectónica. En estos días cada vez con más frecuencia también se les considera importantes moderadores ambientales e influyentes clave en el riesgo o  el éxito comercial de un proyecto.
Un proyecto cuidadosamente diseñado puede hacer que un edificio funcione de manera más efectiva para sus propietarios, ocupantes y el medio ambiente. Sobre todo, el diseño de una fachada también puede transformar el rendimiento de un edificio existente.
Las soluciones para el diseño de fachadas sintetizan cada faceta de valor. El enfoque de edificación o creación de una fachada se basa en el ingenio, en el desempeño y el negocio; en otras palabras, buscar hacer más por menos.  
En la experiencia he pensado que decidir sobre una fachada está basada en tres temas de importancia, una mayor que otra dependiendo de cada caso y proyecto en particular, la zona, el target esperado e incluso la ubicación geográfica:

a) Decisiones estratégicas
b) Alto rendimiento
c) Oportunidades creativas 


Decisiones estratégicas En la experiencia referencial para países desarrollados, el costo de una fachada es igual al de la estructura de un edificio, no así en México, donde se busca aun en su mayoría, no tanto la eficiencia de la fachada, si no el ahorro económico, al final es “tapar” el edificio. El asesoramiento independiente de empresas de consultoría o ingeniería de fachadas ayuda a los propietarios y desarrolladores a negociar los riesgos comerciales, técnicos y de mantenimiento a futuro del edificio, también poden estas empresas identificar soluciones de fachada bien pensadas que agreguen valor a las propiedades nuevas y existentes, desde la durabilidad y la mejora en los ahorros de energía, hasta el reposicionamiento de la marca de un ocupante. 


Alto rendimiento Como la interfaz entre el espacio interior y el entorno exterior, la piel de un edificio desempeña un papel crucial en el intercambio de luz y calor. Su desempeño en ese rol afecta la comodidad y la productividad de los ocupantes, el uso de energía y los costos de funcionamiento.
La experiencia avanzada de estas empresas de ingeniería en materiales y sistemas de fachadas, ayudan a ofrecer rendimientos óptimos o metas deseadas de ahorro, con corridas financieras reales que prospectan el gasto regular de mantenimiento o de energía, contra el gasto esperado en cierto tiempo usando una fachada eficazmente planeada para estos fines.  
Las fachadas de doble piel son clave para las certificaciones en sostenibilidad con calificación más alta en las escalas de organismos valuadores de ahorros energéticos como el Green Building Council USA. Las fachadas de doble piel se usan a menudo para combatir el frío en Europa, pero son relativamente nuevas en México. La doble piel proporciona un gran control solar, pero también permite el uso de vidrio muy claro, aprovechando al máximo las vistas de un edificio, por lo que se puede prescindir de una alta especificación en un vidrio e invertir en una doble piel que vista al edificio y otorgue carácter. 


Oportunidades creativas El conocimiento de una empresa de ingeniería de fachadas sobre temas relacionados a los materiales, rendimientos, sistemas de sujeción, software o elementos que incorporan a la ingeniería estructural, la física de edificios y las técnicas avanzadas de modelado, permiten a estas empresas realizar incluso las visiones arquitectónicas más ambiciosas, como arquitectura paramétrica, planos alabeados, cantiléver, elementos estructurales aligerados, etc. Hoy en día se pueden tener pre visualizadas todas las facetas de una fachada, el proceso constructivo e incluso imprimir modelos de ensayo de sujeción de herrajes o paneles por medio del 3D Print. Estas herramientas acercan al arquitecto un panorama de posibilidades técnicas que amplían el panorama de las “limitantes constructivas” para hacer el proceso más creativo al momento de diseñar.
Las empresas de ingeniería de fachadas, relativamente nuevas en México, deben trabajar en estrecha colaboración con los diseñadores de productos y los fabricantes de revestimientos para crear fachadas innovadoras con nuevos materiales. Recientemente en el mundo se ha estado desarrollando el uso de plástico reforzado con fibra (FRP), obteniendo un material ligero con un rendimiento térmico muy alto, más comúnmente utilizado para lanchas rápidas, o carrocerías de automóviles, un ejemplo de las oportunidades creativas que aquí menciono, concretamente con FRP, podemos verlo en fachadas como el Pabellón itinerante de Chanel.
Una empresa de consultoría de fachadas debe poseer habilidades avanzadas de ingeniería a estructuras de todas las escalas, desde una escalera de cristal, hasta una fachada de curvas complejas con sistemas avanzados de sujeción y conexión entre paneles transparentes.  


En resumen, las empresas de Ingeniería de fachadas son nuevas en México, con responsabilidades grandes y sobre todo con un camino importante que recorrer de la mano de los diseñadores, con oportunidades de aprendizaje importantes de empresas similares que tienen décadas de desarrollo en países donde esta área forma parte del proyecto ejecutivo comúnmente, donde nadie concibe un edificio sin haber consultado a esta ingeniería, tal como en este país, no concebimos la idea de construir un edificio o entregar un proyecto ejecutivo sin haber consultado a un ingeniero en el ramo estructural. Pienso que el camino es largo, es lento y se maltrata día a día cuando las empresas menosprecian su expertise y regalan proyectos de ingeniería con la finalidad de alcanzar una venta.
México es un país en desarrollo con oportunidades para esta área de la arquitectura, que actualmente echa mano de empresas extranjeras para desarrollar rascacielos, aeropuertos y otros grandes proyectos. 


COMPARTE ↓